• Para citas llamar al:  
  • +584166845231   

La Dra. Ana Romero Cirujano Plástico Reconstructivo Estético y Maxilofacial es una venezolana nacida en la ciudad de Puerto La Cruz rodeada de hermosas playas, realizó sus estudios de medicina en la Honorable y Prestigiosa Universidad de Oriente, tuvo su adiestramiento en Cirugía General entre el IVSS y en el Complejo Hospitalario Universitario Dr. Luis Razetti (CHULR) de Barcelona, hospital adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Salud ambos ubicados en el Estado Anzoátegui. Se preparó en el campo de la Medicina Estética y Antiedad en la Universiada JF Keneddy en la ciudad de Buenos Aires Argentina, obteniendo los diplomas en dichas áreas facultados por la Asociacion Médica Argentina, además forma parte de las instituciones gremiales nacionales Federacion Medica Venezolana y Colegio Medico de Estado Anzoátegui. Actualmente ejerce la especialidad como Medico Adjunta al Servicio de Cirugía Plástica del CHULR de Barcelona y en el Centro Poliespecialistico de Cirugía Day Hospital en la ciudad de Lechería ambos en el estado Anzoátegui.

La Dra. Ana Romero Quijada Obtuvo su entrenamiento en el post grado de Cirugía Plástica Reconstructiva, Estética y Maxilofacial del CHULR de Barcelona, con entrenamiento en atención especial a pacientes quemados en el Hospital Coromoto de Maracaibo, estado Zulia, además de mantenerse en continua formación asistiendo a cursos y congresos nacionales e internacionales lo que ha contribuido a su formación integral en la especialidad.



Aumento de mamas

Uno de los métodos para conseguir un aumento del volumen mamario es mediante la implantación de unas prótesis mamarias por detrás de la glándula existente. Existen otros métodos que utilizan tejidos del propio cuerpo y que se usan, sobre todo, en Cirugía Reconstructiva.

El implante mamario puede colocarse detrás de la glándula misma y por delante del músculo pectoral, o bien por detrás de dicho músculo, dependiendo de cada caso concreto. La incisión de abordaje para implantar la prótesis está situada en el surco submamario, hemiareolar (se realiza alrededor de la areola),o por vía axilar, realizándose la operación bajo anestesia general.

Las prótesis que se utilizan pueden ser rellenas de gel cohesivo de silicón o de solución fisiológica, la cobertura externa de las mismas puede ser texturizada, microtexturizada o lisas. Algunas posibles complicaciones locales, como hematomas, infección, intolerancia a las suturas, contractura capsular, etc., requerirán el tratamiento adecuado, pero tienen una incidencia extremadamente baja.

Levantamiento o pexia de mamas

La cirugía de suspensión mamaria, es una intervención parecida a la de reducción mamaria, se lleva a cabo en aquellos casos en que la mama, sin ser excesivamente grande en volumen, ha sufrido una importante caída. En estos casos la resección de tejidos es mínima, y se complementa a veces con la ayuda de una prótesis para darle volumen y proyección adecuada a la mama, una vez que esta se ha remodelado en su posición ideal.

En general las cicatrices son similares a las de la reducción mamaria, pero más pequeñas. A veces, las cicatrices se ubican alrededor de la areola (periareolar), para poder reubicar la posición de esta; dependiendo de la flacidez de la piel, las cicatrices en el polo inferior serán verticales o en forma de T invertida, para así compensar el exceso de piel.

Es decir, a mayor flacidez de la piel, se hace necesario mayor resección de la misma, por lo que la cicatriz será más larga. Si por el contrario, la piel es menos flácida, es posible realizar la pexia con una cicatriz periareolar o vertical.

Reducción de mamas

El propósito de la intervención es la reducción y remodelado de las mamas, colocando la areola-pezón en su posición correcta. Aunque hay diferentes técnicas que se utilizan en función del tamaño del pecho, edad de la paciente, etc., en general, son necesarias incisiones alrededor de la areola, verticales y horizontales en el pliegue submamario (en forma de ancla).

La intervención se realiza bajo anestesia general, y el cirujano extirpa la piel, la glándula y la grasa excesiva, sitúa el pezón en su localización correcta y luego remodela la mama remanente. Después de la operación se coloca un sujetador-vendaje que se cambiará a las 24-48 horas.

Es frecuente que existan hematomas y cierta hinchazón en el período postoperatorio. En algunos casos puede haber una reducción o pérdida de sensibilidad en una o ambas areolas, que habitualmente se recupera con el paso del tiempo. Es muy rara la lesión parcial o total de la areola o pezón. Las cicatrices resultantes de esta cirugía pueden en ocasiones hacerse abultadas o anchas, siendo conveniente, en estos casos, realizar un ajuste y escisión de la cicatriz, con anestesia local, a partir de los 6 meses.


Hasta hace pocos años las deformidades por acúmulos grasos localizados no tenían una solución quirúrgica aceptable, siendo la liposucción la técnica que ha revolucionado la corrección de estos problemas. La liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten acúmulos grasos habitualmente rebeldes a los regímenes dietéticos. Mediante esta técnica se puede aspirar grasa de distintas partes del cuerpo: caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, cara, etc. En algunas ocasiones es complementaria a otras intervenciones (estiramiento facial, abdominoplastia, etc.).

La liposucción habitualmente se realiza con anestesia local y sedación, pero en casos muy extensos se llevará a cabo con anestesia general. La técnica, que siempre se realiza en un quirófano, consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso, y realizando numerosos túneles en el área previamente marcada. Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o una prenda elástica según el área tratada.

Es normal que aparezcan cardenales e inflamación de los tejidos en la zona aspirada. No se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido un mínimo de tres meses. Si la elasticidad cutánea estaba disminuida pueden quedar irregularidades o pequeñas depresiones que pueden requerir corrección adicional mediante liposucciones selectivas y/o inyecciones de grasa.


La lipotransferencia es uno de los métodos mas novedosos en cirugía estética, consiste en extraer grasa de una zona del cuerpo, tratarla y colocarla en otra zona de nuestro cuerpo para corregir imperfecciones y/o dar mas volumen en la zona que deseamos aumentar.

En una lipotransferencia el primer paso será saber la cantidad de tejido adiposo que necesitamos para conseguir el resultado que estamos buscando y si tenemos esta cantidad de tejido "sobrante" para poder extraerlo y realizar la lipotransferencia.

Dependiendo de la cantidad de tejido adiposo necesario para la lipotransferencia la extracción se realizara de una forma u otra, si lo que queremos es un amento de glúteos con lipotransferencia la cantidad de grasa necesaria es muy elevada por lo que será necesario realizar una liposucción previamente para conseguirla. Si la zona a retocar mediante lipotransferencia es muy pequeña la extracción se podrá hacer con una jeringa. Pero siempre ha de realizarse de manera totalmente aséptica para evitar cualquier tipo de contaminación de la grasa extraída.


La cirugía de glúteos, llamada gluteoplastia, es un procedimiento quirúrgico por el cual una persona puede mejorar la apariencia de sus gluteos a través de la inserción de implantes de silicona. Este procedimiento sirve tanto para el aumento del tamaño de los glúteos como para la corrección de alteraciones que puedan presentarse en esta zona.

El aumento glúteo con prótesis está indicado en casos bien seleccionados. Las prótesis glúteas tienen una forma y resistencia diferente a las utilizadas para el aumento mamario, lo que le permiten que soporten la fuerza del músculo glúteo al andar, correr o saltar y al hecho de sentarse.

Como las incisiones son pequeñas y son realizadas entre los pliegues de los gluteos, las cicratices quedan ocultas a la vista. Además con el paso del tiempo irán siendo menos notorías hasta ser casi imperceptibles.


La rinoplastia es la intervención quirúrgica que se practica para corregir las deformidades de la nariz. Consiste, fundamentalmente, en modificar las estructuras óseas y cartilaginosas nasales para conseguir una nueva forma que mejore la armonía facial. Cuando, además se corrige la desviación del tabique nasal para mejorar la función respiratoria se denomina rinoseptoplastia.

La operación, que se realiza habitualmente bajo anestesia general o, en casos seleccionados, con anestesia local y sedación, comienza abordando la nariz a través de incisiones internas, de tal forma que no hay ninguna cicatriz externa visible, o externa convirtiéndose en rinoplastia abierta.

El cirujano hace incisiones y modela los huesos y cartílagos nasales para conseguir la forma deseada. En algunas ocasiones se realizan, además, unas incisiones en la base de las alas nasales. Para ayudar a dar forma o sostén a la pirámide nasal es frecuente que se utilicen como injertos diferentes tejidos del propio paciente (cartílago, hueso) o, más raramente, materiales sintéticos.


La abdominoplastia es la operación consistente en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flacidez muscular. Esta situación de exceso de piel y relajación de la pared abdominal se suele dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido varios embarazos. La abdominoplastia consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

La intervención se realiza bajo anestesia general, practicándose una incisión por encima del vello pubiano que se prolonga hacia las caderas. Se libera la piel del abdomen y, si es preciso, se refuerzan con suturas los músculos abdominales. Se tracciona hacia abajo la piel sobrante y se extirpa.

Después de la operación el paciente llevará una faja especial, reforzada con un vendaje, según cada caso individual. Las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior irán mejorando con el transcurso del tiempo. No obstante, en algunos casos es preciso realizar una revisión cicatricial con anestesia local. Más que en ninguna otra intervención de Cirugía Estética vale la frase: “el cirujano hace la sutura y el paciente la cicatriz”.

Una miniabdominoplastia, también llamada reconstrucción de la pared abdominal, se caracteriza por la eliminación de piel sobrante en la zona situada debajo del ombligo. La incisión se suele realizar en la línea del biquini, para que no sea visible. Los músculos abdominales situados en la zona que se encuentra debajo del ombligo se vuelven a tensar. En la misma intervención se puede eliminar la grasa sobrante de la zona inferior del abdomen.


El proceso de envejecimiento provoca varios cambios en el área periocular. En el párpado superior se caracterizan fundamentalmente por un exceso y descolgamiento de la piel del párpado, que ocasiona una alteración estética pero que en algunos casos provoca también una alteración del campo visual del paciente y fatiga ocular por el peso que el exceso de piel representa para el párpado.

El objetivo de la blefaroplastia es devolver al párpado un aspecto más juvenil, manteniendo los rasgos propios de cada persona, manteniendo un aspecto natural, evitando cicatrices visibles y protegiendo la salud ocular. La evolución de las técnicas quirúrgicas en los últimos años ha sido fruto del mejor conocimiento de los procesos de envejecimiento facial.

El cambio más importante ha sido la adopción de técnicas menos invasivas y más conservadoras, buscado una mayor preservación de mayor cantidad de tejido en el párpado con el fin de evitar ojos "vacíos” o esqueletonizados.


El cuello es una de las zonas que más facilmente puede delatar la edad o hacernos ver más viejos, la cervicoplastia o “rejuvenecimiento de cuello” es un procedimiento quirúrgico eficaz para hacer frente a esta problemática. El proceso de envejecimiento natural o la pérdida dramática de peso pueden resultar en piel floja o en acumulación de grasa alrededor de la zona del cuello, mientras que el daño solar a menudo conduce a arrugas y manchas en la piel.

El rejuvenecimiento de cuello permite eliminar la piel flácida de esta área y debajo de la línea de la mandíbula, al tiempo que tensar los músculos para crear una apariencia más joven. La liposucción también puede ser necesaria para eliminar la grasa acumulada en la papada que da el efecto de doble mentón.

Los procedimientos de rejuvenecimiento para cara y cuello se realizan a menudo al mismo tiempo, por lo cual es probable que usted necesite de ambos tratamientos para lograr el resultado deseado.


A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria se notan en nuestras caras. Se forman surcos profundos entre la nariz y la boca; las mejillas caen; aparecen alrededor del cuello grasa y arrugas.

Un lifting facial o ritidectomía no puede detener este proceso; sin embargo, lo que sí puede hacer es mejorar los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello. El lifting puede realizarse aislado o asociado con otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia. El lifting frontal corrige la caída de las cejas y las arrugas de la frente y de las cejas.

El paso de los años va dejando huellas en nuestro rostro que son difíciles de ocultar. Las arrugas, surcos pronunciados, flacidez y descenso de las estructuras faciales son signos inequívocos de envejecimiento. El lifting o rejuvenecimiento facial es una cirugía que permite disminuir considerablemente estos signos y mejorar el aspecto facial.


Por la edad, las hormonas, la génetica u otras causas te sale acné, arrugas, manchas, cicatricez en la cara, que se ven mal. Aunque lo intentes ocultar con maquillaje aún quedan rastros de las cicatrizes o manchas que se ven mal.

El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico, cuyo efecto inmediato consiste en la eliminación de una parte del cutis más o menos profunda, según el tipo de ácido utilizado, así como un efecto tardío de regeneración de la piel, renovando la matriz dérmica y dejándola sin determinados defectos estéticos como manchas, arruga, etc.

El peeling químico es un proceso seguro ayuda a quitar esas manchas, arrugas, cicatricez del acné y otros problemas estéticos de la piel de la cara, lo hace al quitar la piel superfecial que es donde se encuentran las imperfecciones y dejando que piel nueva se muestre en la superficie de tu cara. No es un proceso quirúrgico, se puede hacer en una clínica dermatológica.


La cirugía del contorno corporal incluye varios procedimientos que tienen como objetivo modificar las características morfológicas corporales. Incluye técnicas y procedimientos innovadores para quitar los excedentes de grasa y de piel, y restaurar el contorno, la proporción del cuerpo, así como la tonicidad de la piel.

Algunos de los procedimientos incluidos pueden ser:

- Mamoplastia

- Abdominoplastia o Miniabdominoplastia

- Liposucción

- Lipotransferencia

- Gluteoplastia

- Las dermolipectomías o resección de piel y grasa en muslos, glúteos, brazos y manos.

- La colocación de prótesis en glúteos, pantorrillas o, en varones, pectorales.


El aumento de un mentón (mentoplastia) que deba ser corregido unos pocos centímetros, puede llevarse a cabo mediante:

Implantación de una prótesis de mentón, que puede ser de diferentes materiales, como la silicona sólida. Para introducir el implante, es posible utilizar una incisión situada dentro de la boca, en el surco entre la encía y el labio inferior (vía intraoral), o bien una pequeña incisión en la piel por debajo del mentón, parecida a la que se utiliza en el Lifting de 1/3 inferior o de cuello (vía externa).

Infiltración de tejido graso del propio paciente utilizando la técnica de Lipoescultura, con unos resultados permanentes.

Adelantamiento de una porción de hueso de la mandíbula, mediante las secciones del hueso (o osteotomías) horizontales, utilizando también la vía intraoral. En estos casos el reborde del hueso es desplazado e inmovilizado de manera exacta y precisa, permitiendo corregir el defecto y si es necesario es posible además acortar convenientemente una cara que sea demasiado larga.


Actualmente para los hombres tener un pecho ancho, con proyección y buena forma es sinónimo de masculinidad. Muchos hombres recurren a una rutina diaria de ejercicios buscando destacar sus pectorales pero en algunos hombres es mas difícil desarrollar estos músculos de la manera que desean, por esta razón muchos se someten a la cirugía de implantes pectorales que es un procedimiento a través del cual se aumenta el tamaño de los pectorales masculinos por medio de implante de prótesis.

Esta cirugía se realiza por medio de una pequeña incisión debajo de la axila, a través de esta el cirujano crea un bolsillo en el que inserta el implante debajo del musculo pectoral, se insertan tubos de drenaje y se pone un vendaje compresivo para mantener los implantes en su lugar y acelerar la recuperación.

El tipo de anestesia que se utiliza para esta cirugía es anestesia general o local con sedación, este procedimiento es ambulatorio y dura aproximadamente 2 horas, usted podrá regresar a su casa tan pronto se recupere de la anestesia.


La cirugía de Implante de pantorrillas es un procedimiento quirúrgico dirigido a aumentar el volumen de la zona de los músculos gemelos en las piernas, moldeando su forma y mejorando el contorno corporal de hombres y mujeres.

Dicho procedimiento permite simular el desarrollo natural del músculo de esa parte de las piernas, mediante el implante de blandas prótesis de silicona. Otra ventaja de este tratamiento es que permite proporcionar el volumen y la longitud de los gemelos en el paciente, así como mejorar la forma y la superficie trasera de las piernas.

Los implantes de pantorrillas pueden utilizarse para agregar masa y definición a los músculos de la parte inferior de la pierna, lo que mejorará en forma drástica la apariencia de las pantorrillas. Para quienes sienten que sus pantorrillas se verían mejor y más proporcionadas con más volumen y definición, los implantes de pantorrillas pueden ser la respuesta.


La Hendidura Labio Palatina es una deformación congénita de la boca y del labio. Esta anomalías afecta aproximadamente a uno de cada 700 nacimientos y son más comunes entre los asiáticos y determinados grupos de indios americanos que entre los caucásicos. Ocurren con menos frecuencia entre los afro-americanos. El labio leporino y el paladar hendido se desarrollan en la etapa temprana del embarazo, cuando los laterales del labio y el paladar no se fusionan como deberían. Un niño puede tener un labio leporino, el paladar hendido o ambos. El labio leporino y el paladar hendido juntos son más comunes en los niños que en las niñas. Es también importante saber que la mayoría de los bebés que nacen con una hendidura son sanos y no tienen ninguna otra anomalía congénita.

El paladar hendido se produce cuando el paladar no se cierra completamente, dejando una abertura que puede extenderse dentro de la cavidad nasal. La hendidura puede afectar a cualquier lado del paladar. Puede extenderse desde la parte frontal de la boca (paladar duro) hasta la garganta (paladar blando). A menudo la hendidura también incluye el labio. El paladar hendido no es tan perceptible como el labio leporino porque está dentro de la boca. Puede ser la única anomalía del niño, o puede estar asociado con el labio leporino u otros síndromes. En muchos casos, otros miembros de la familia han tenido también el paladar hendido al nacer.

El labio leporino es una deformación en la que el labio no se forma completamente durante el desarrollo fetal. El grado del labio leporino puede variar enormemente, desde leve (corte del labio) hasta severo (gran abertura desde el labio hasta la nariz). Como padre o madre, puede ser muy estresante acostumbrarse a la deformación evidente de la cara, ya que puede ser muy notoria.


El cáncer de la piel es una enfermedad en la que se encuentran células cancerosas (malignas) en las capas exteriores de la piel. La piel protege al cuerpo contra el calor, la luz, infecciones y heridas. También almacena agua, grasa y vitamina D.

La piel está compuesta por dos capas principales y varias clases de células. La capa externa de la piel se llama la epidermis. Esta contiene tres clases de células: células planas en forma de escamas en la superficie llamadas células escamosas; células redondas llamadas células basales y unas células llamadas melanocitos las cuales le dan el color a la piel.

Hay varios tipos de cáncer que se originan en la piel. Los más comunes son el cáncer de las células basales y el cáncer de las células escamosas. Estos tipos de cáncer de la piel se denominan cánceres de la piel no-melanoma. El melanoma es un tipo de cáncer de la piel que se origina en los melanocitos. No es tan común como el cáncer de las células basales o el cáncer de la piel de células escamosas, pero es mucho más grave.

El cáncer de la piel es más común entre las personas cuya piel es más blanca y han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos solares. El cáncer de la piel puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en las áreas con mayor exposición a los rayos solares como la cara, el cuello, las manos y los brazos.


Las quemaduras son lesiones que afectan a la integridad de la piel consistentes en pérdidas de substancia de la superficie corporal producidas por distintos agentes (calor, frío, productos químicos, electricidad o radiaciones como la solar, luz ultravioleta o infrarroja, etc), que ocasionan un desequilibrio bioquímico por desnaturalización proteica, edema y pérdida del volumen del líquido intravascular debido a un aumento de la permeabilidad vascular. El grado de la lesión (profundidad de la quemadura) es el resultado de la intensidad del efecto del agente y la duración de la exposición y puede variar desde una lesión relativamente menor y superficial hasta pérdida extensa y severa de piel.

Las quemaduras térmicas más comunes en adultos son aquellas ocasionadas por fuego(40-45%), mientras que en los niños las lesiones con mayor frecuencia son escaldaduras con líquidos calientes. Las quemaduras, sobre todo si son graves, a menudo se pueden acompañar de afección de otros aparatos, bien por alteración directa o bien a consecuencia de la deshidratación. A menudo los síntomas respiratorios que acompañan a las quemaduras térmicas se deben a la inhalación de productos resultantes de una combustión incompleta, los cuales son potentes irritantes químicos de la mucosa respiratoria; e incluso si la inhalación es de gases calientes se altera el nivel de conciencia.

Aunque su pronóstico depende de la extensión y la profundidad de la lesión, hay ciertas zonas(manos, pies, cara y perineo) que por sí solas producen importantes incapacidades. La evolución del paciente quemado depende de la fuente de calor, el tiempo de actuación y su intensidad, el tipo de paciente (edad y patologías previas) y la calidad de tratamiento que se preste en la etapa aguda.


Ultherapy es el único procedimiento no quirúrgico y no invasivo que utiliza el ultrasonido y el proceso natural de regeneración de colágeno para levantar y tensar la piel floja de las cejas, los párpados, el cuello, la papada y el escote.

Siendo el único procedimiento aprobado por la FDA para lifting sin cirugía en estas zonas, el organismo regulador de la salud en Estados Unidos avala Ultherapy porque usa energía de ultrasonido, que es segura y confiable. Se estimula la generación de nuevo colágeno desde las capas inferiores de la piel, la zona que típicamente se trata en un lifting, pero sin generar ningún tipo de lesión en la epidermis.

Los resultados se volverán cada vez más visibles a lo largo de 2 a 3 meses y algunos pacientes han notado mejora continua por hasta 6 meses de realizada la sesión, incluyendo el tensado de la piel del cuello, la papada y las cejas. Aunque el ultrasonido no replica los resultados de una cirugía, Ultherapy ha sido probado como una alternativa excelente para aquellos pacientes que todavía no están listos o no desean una cirugía.


Dirección:

Avenida Principal de Lechería, Day Hospital, Piso 1, Consultorio 12, Lechería, Estado Anzoátegui, Venezuela

Teléfonos:

 +582812803405

  +584268804574

Email:

 contacto@draanaromeroquijada.com.ve